CRITICA DE “KINGSMAN: EL CIRCULO DE ORO” POR ANGELO KHEMLANI.

La gran esperanza blanca.

Tiene pinta de que el director Matthew Vaughn es la gran esperanza de las adaptaciones de cómic en el cine. No porque otros directores no tengan tanto talento como él, sino porque está aguantando muy bien en el género sin quemarse.

Si las adaptaciones de cómic fueran una partida de póker, Christopher Nolan probó suerte y se retiró en la mejor parte de la partida. Con una trilogía de Batman con un comienzo y un final, a su manera, lo más realista posible y sin mezclarlo con otros superhéroes (ni siquiera guiños) Aunque estuvo a punto de ser fagocitado por su estudio de confianza, Warner Bros. Cuando supieron que Nolan no volvería (de momento) al género, Warner recurrió a un fanático del noveno arte como forma de expresión artística: Zack Snyder (ya lo demostró con “300” y “Watchmen”) Así que recurrieron a él y quizás pusieron demasiado sobre sus hombros. Antes de su tragedia personal y retirada del mundo DC (a causa del suicidio de su hija) ya se le notaba mucho cansancio por llevar tantas producciones a la vez.

No voy a profundizar en más casos, aunque hay otros escandalosos como Sam Raimi, la saga “Spiderman” y Sony Pictures o algo más discretos como Joss Whedon con Marvel y “Los Vengadores”. Curiosamente Whedon ha retomado el testigo de Snyder en el mundo DC suponemos para tener más libertad creativa. Matthew Vaughn, el director de “Kingsman”, esta en negociaciones para dirigir “El hombre de acero 2” y darle más color y luz al mundo de DC.

Vaughn es un poco rebelde como el autor de cómic Mark Millar (que ha coqueteado tanto con Marvel como con DC) se ha movido entre las sagas de como “X-Men”, “Kick Ass” o “Kingsman” (estas dos últimas obras de Millar) nunca mojándose para una saga muy larga y quizás eso garantiza su frescura porque mantiene una distancia prudencial con el género.

En esta secuela de “Kingsman”, se siguen manteniéndose los niveles de acción delirante y de gamberrismo marca de la casa. Y lo más importante es que se siguen cuidando a los personajes. Su director no se limita a repetir todo lo que funcionó en “Kingsman” si no que desarrolla lo presentado en la primera parte. Y además se nos presentan nuevos personajes como los “Statesman”. Si los “Kingsman” son una mezcla de James Bond y caballeros del rey Arturo, los “Statesman” son una mezcla de cowboys y de superpolis al más estilo americano de los 80. Si en la primera película se reían de la sociedad británica en esta segunda parte le toca a los Estados Unidos con una exageración de vaqueros y las hipocresías de su sociedad en diferentes ámbitos. En esta secuela también podréis ver muchos gags a lo “buddie movie” con los choques culturales britanico-americano como protagonistas.

“Kingsman:el círculo de oro” os recordará a los buenos viejos tiempos de la era Roger Moore de James Bond. Si en la primera parte Colin Firth nos recordaba a un joven Michael Caine, en esta secuela Taron Egerton, el joven protagonista os recordará al Roger Moore de “Vive y deja morir”

En cuanto a su reparto Colin Firth es un poco más humano y vulnerable que en la primera parte. Channing Tatum no aparece tanto como querríamos pero aprovecha cada minuto en pantalla. Otro “Stateman”, Pedro Pascal, si que es una revelación. Es agradable volver a disfrutar de la pulsión de Halle Berry. Sospecho que posiblemente le dieron un papel para compensar que ella no estuvo en la adaptación cinematográfica de “Wanted”, a pesar de que en el cómic original en el que se basa, su autor, Mark Millar, describió al personaje que finalmente interpretó Angelina Jolie con las formas de Halle Berry.

¿Y que sería un espía sin su supervillano? Si en la primera parte Samuel L Jackson se encargó de desmontar y desconstruir el concepto de supervillano (y de paso su propio estereotipo) aquí Julianne Moore es más ortodoxa, portadora de una estética muy de los años 50 que os recordará a los tiempos de Sean Connery en James Bond.

LO MEJOR:

Kingsman 2: el circulo de oro” no solo les encantará a los más jóvenes ofreciéndoles acción y aventuras ambientadas en un universo tan rico como Marvel o DC, si no que devolverá la fe en el género a los más mayores que nos hemos criado con espías clásicos como Sean Connery, Michael Caine o David McCallum.

-Sus secuencias de acción, of course.

-Su rico universo de personajes.

Julianne Moore, el rostro (y el cuerpo) del mal.

LO PEOR:

-¡Que hay una edición extendida de más de 3 horas! ¡Queremos verla!

Angelo Khemlani (director de cortometrajes,bloguero en “Bhollywood y Angelo”, locutor en “¡No me cuentes peliculas!” y “Holocausto Zinéfago”).

One thought on “CRITICA DE “KINGSMAN: EL CIRCULO DE ORO” POR ANGELO KHEMLANI.

  1. Pues apetece mucho verla, con todas estas referencias a la saga James Bond, después de que espiamodelo nos haya puesto al día de lo mejor de la saga.

    Digresiones aparte, ¡una gran crítica!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s