LA REBELIÓN DE LOS GÉNEROS. 

Cuando en 1.989 cayó el muro de Berlín, lloré amargamente porque creí que eso significaba el fin de uno de mis géneros favoritos: el cine de espías. Pero películas y series como «Deutchland 83», sobre los avatares de un joven militar de la Alemania del Este, infiltrado en una base del  ejército norteamericano,  «El hombre de las mil caras», sobre el caso Roldán y Paesa, dirigida por el sevillano Alberto Rodríguez, o la magnífica «Slow Horses», producida por la BBC, y basada en las novelas del autor británico Mick Herron, nos aseguran que el género está vivo y que goza de buena salud.

Hoy, de la mano de la nueva era de la televisión, los géneros resurgen más vivos que nunca, pero (como Madonna  o el mismísimo David Bowie), se ha reinventado.

La denuncia social se adapta al género negro, el thriller tiene tintes de western contemporáneo, y la comedia coquetea con el drama carcelario, y vemos la historia de la Alemania de entreguerras con estética «art decó». Es el caso de «The Wire», «Breaking Bad»,  «Orange is the New Black» o «Babylon Berlin.»

Todos vemos series: banqueros y estudiantes,  trabajadores y amas de casa, parientes, vecinos y amigos.

¿Quieres entablar conversación con alguien que no conoces?. Pregúntale por sus series favoritas, y tendrás tema de conversación garantizado. El «streaming»  y los dispositivos móviles han hecho el resto.

Esto no ha hecho más que empezar…

http://learn.wordpress.com/