10 Razones para amar: “007 al servicio secreto de su Majestad”. Por Espía Modelo. (James Bond II).

 

(1969.) Dirigida por Peter Hunt. Producida por Albert R. Broccoli y Harry Salzman para EON. Según la novela de Ian Fleming. Con la colaboración de Georges Lazenby (James Bond), Diana Rigg (Tracy), Telly Savallas (Blofeld), Gabriele Ferzatti (Draco), Bernard Lee (M.), Desmond Llewelyn (Q.), y Lois Maxwell (Moneypenny).

 

1º) Porque es la primera vez que su protagonista no es Sean Connery, sino Georges Lazenby,

2º) Porque Georges Lazenby no tenía experiencia de actor, pero se lo hizo creer a los dos productores: Albert Broccoly y Harry Salzman.

3º) Porque Georges Lazenby, como bien se ve en la película y él mismo cuenta, en lo que si tenía experiencia es en peleas de bar.

4º) Por ver a Telly Savallas haciendo de malo,  sin chupa chups. y acariciando el gato blanco de rigor.

5º) Por incongruencias como la fiesta de cumpleaños de Draco:  Se supone que estamos en Córcega, pero la finca tiene estilo “español”, hay un espectáculo de “forçados” portugueses, y vemos a la magnífica Diana Rigg vestida con traje corto cordobés.

6º) Por la sonrisa de Bond al husmear las páginas centrales de Play Boy.

7º) Por diseñar un artilugio tecnológico de gran futuro: La desbloqueadora de cajas fuertes con impresora incorporada: ideal para espías que no quieren dejar rastro.

8º) Porque la leyenda “El mundo nunca es suficiente” se cuela en un escudo heráldico.

9º) Por inventar un deporte imposible pero muy vistoso: carreras de coches clásicos sobre hielo.

10º) Porque algo está cambiando: por primera vez vemos a un James Bond enamorado.

 

 

 

 

3 thoughts on “10 Razones para amar: “007 al servicio secreto de su Majestad”. Por Espía Modelo. (James Bond II).

  1. Genial Georges Lazenby, un australiano con una jeta impresionante y totalmente pirado. En forma estaba. No necesitaba especialistas para las escenas de acción porque, como buen australiano, se le daba bien cualquier tipo de actividad deportiva especialmente extrema. Lo mejor es que no le echaron por ser tan mal actor. Los productores no soportaron sus coqueteos con el mundillo contracultural británico, sus sobredosis de sexo y alcohol y sus escarceos con las drogas psicodélicas. Parecía que en cualquier momento iba a entonar el “litros de alcohol corren por mis venas, mujer, no tengo problemas de amor” de Ramoncín.

    Me gusta

  2. Es indudable que habían conseguido el James Bond menos glamouroso de todos los tiempos. Pero no hay que descartar que los verdaderos espías británicos al Servicio de su Majestad fuesen así de “hoolligans”

    Me gusta

  3. Pues si, la verdad es que es increíble que lograra engañar a los dos productores jurando que había sido actor en películas de diversa índole. El director (Peter Hunt) le comentó que si había logrado engañar a Harry Salzman y Albert Broccoli es que era muy buen actor y que en ningún modo le iba a despedir.

    Respecto a lo de la pinta de “hooligan”, hay un momento de apoteosis en que se pone una chaqueta de leñador, y poco después aparece Diana Rigg (que es aristócrata), en plan super glamouroso. La película se podría llamar “El leñador y la condesa”.

    Buenas noches desde Madrid. Espía Modelo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s